Evita estos 3 errores para satisfacer a una mujer en la cama

satisfacer a una mujer en la camaEl sexo es un instrumento muy poderoso. Si es realizado con éxito, es capaz de provocar las sensaciones más sublimes, de transformar por completo estados de ánimo. Pero si es realizado de manera completamente equivocada, puede causar malestares por un lado y situaciones cómicas por otro. De la comicidad a lo patético hay una frontera imperceptible, por lo que vale la pena tener en consideración algunos errores que hay que evitar, si se quiere satisfacer a una mujer en la cama.

1.- Hay que tocarla con sensibilidad.

Uno de los mayores errores que cometen los hombres al acercarse sexualmente a una mujer es el no tener en consideración su sensibilidad. Un beso brusco puede interrumpir el aumento de la exitación en una mujer, al igual que el tocar ciertas zonas erógenas de manera fuerte. Basta recordar que el clítoris es un órgano de dimensiones mucho más pequeñas que las de un pene pero con un número de terminales nerviosos superior. Hay que tocarlo con calma, de lo contrario la sensación puede ser exagerada y bloquear todo el flujo de exitación. Lo mismo vale para los senos. Mientras que un hombre puede pensar que engancharse a los pezones de una mujer es exitante o divertido, ella no necesariamente tiene la misma opinión. Para tener acceso a los senos de una mujer hay que actuar de manera progresiva: primero la areola y luego el resto del seno, para terminar en el pezón.

2.- Hay que evitar seguir adelante si el cuerpo de ella no se muestra preparado.

Hay que poner atención a las señales del cuerpo y no a lo que ella dice o piensa. La vagina es un órgano y para que la penetración resulte fácil y placentera, tiene que estar lubrificado. Una mujer puede ser muy expresiva en su modo de mostrarse exitada, o por el contrario muy discreta. Eso no importa. Lo único que importa es que esté lubrificada. Para saberlo hay que tocar la entrada de la vagina, tocarla solo, para comprobar su humedad. Penetrar antes de tiempo puede provocar una contracción de los músculos vaginales y una interrupción total de la inspiración.

Hay que proceder de igual manera en lo que se refiere al sexo anal, aunque en este caso conviene también platicar sobre el asunto. Si ella no está preparada puedes echar a perder todo el resto. Conociendo los deseos y  temores de ella puedes prepararla progresivamente para cualquier cosa.

3.- Hay que mantener la comunicación en todo momento.

Hacer el amor no es como ir al cine, que apenas empieza la película hay que guardar silencio. Tampoco es como dormir o hacerse un masaje, en donde uno relaja la propia mente y se olvida del resto. Principalmente, cuando uno hace el amor, permanece despierto y está acompañado. La exitación sexual no es un pretexto para dejar de hablar. No hay nada más molesto para una mujer que el hombre fuerce o sujete su cabeza para controlar el sexo oral. Como si éste no supiera hablar y no pudiera expresar qué es lo que quiere exactamente. Lo mismo vale para las manos. Aunque ciertamente no basta hablar. Hay que hacerlo de manera que no parezcan órdenes. La palabra, que puede ser incluso usada para decir un “te amo” o un “cómo eres bella”, es un elemento más de todo el ritual sexual, y tiene que ser usada en combinación y al ritmo de todo lo demás.

Para descubrir más tips, consejos para satisfacer y volver loca de pasión a una mujer en la cama y conocer más profundamente la anatonia sexual femenina; visita el siguiente sitio haciendo Click AQUI.


Leave a Reply


WordPress